PRÓXIMO PARTIDO 01/07/2017
TORNEO Nacional de Clu...
Atlético del Rosario
La Plata Rugby Club
macro interassist plusmar kdy ucalp Alberto Dacal Municipalidad de La Plata medicus

Para sentirse como en el Club, como en tu casa

Para sentirse como en el Club, como en tu casa

Si uno va a la parrilla de 70 entre 11 y 12, no debe esperar a que lo atienda la Hermana Bernarda, o algún participante del programa Master Chef. Una vez que se traspasa la puerta de madera y vidrio del antiguo caserón donde está “Asado A Las Brasas”, se ve venir la imponente figura de Martín Haidar quien otorga una bienvenida digna de un gran anfitrión.

Preocupado por cada detalle, meticuloso, encuentra el espacio justo para la charla cerca del cierre de la jornada laboral. Y a su habitual perfil bajo, le agrega una cuota de nerviosismo por la etapa definitoria que le toca vivir al Club: “Desde afuera se sufre más, te lo aseguro”, dice mientras se acomoda en la cocina y prepara el mate.

Un tipo rudo como vos, ¿cómo se vincula con la gastronomía?

Yo era un poco vago jaja!!. Cuando terminé el colegio, para no estar todo el día en mi casa, aproveché una oportunidad para hacer un curso de gastronomía, que era algo que me gustaba, y así me metí en el rubro. Hice algunas pasantías, donde aprendí un montón de cosas, y trabajé en algunos lugares. Pero me di cuenta que el ambiente es algo complicado, se labura con mucha presión. Eso no me gustó y lo fui abandonando. Así que me dediqué al rugby, tuve la oportunidad de irme a Italia donde estuve 3 años. Y al tiempo de volver salió la idea del emprendimiento propio.

¿Y cómo nace la parrilla “Asado A Las Brasas”?

El lugar era la casa de un amigo mío de chico. Después de un tiempo se mudaron, y pusieron un geriátrico que se mantuvo durante diez años. Hasta que en un momento, se dio la chance y decidimos largarnos con un emprendimiento gastronómico con el “Colo” Fernández, Agus Del Prete y el “Gordo” Vena, todos integrantes de la camada 83. Estaban las ganas, estaba el espacio físico… Faltaba poner el hombro, nomás. Todo lo que está hecho acá lo hicimos con nuestras manos, con mucho corazón. La casa estaba entera, entonces lo que hicimos fue pintar, instalar la cocina y algunas modificaciones como para que tenga el formato de un restaurante. Fue mucho más de lo que pensábamos. Cuando vimos el lugar, calculábamos que con un par de modificaciones estaría bien, pero cuando te entusiasmás, empezás a hacer de todo y no parás. Finalmente, abrimos en la semana santa de 2014.

¿Hoy comandás el barco en soledad?

Estuvimos todo ese año trabajando con los chicos, pero por cuestiones laborales de cada uno, fueron dejando el proyecto hasta que quedé a cargo del barco. Esto es algo que me gusta mucho, además de ser mi fuente de trabajo, y ahora estoy a fondo acá.

¿Cómo estaban distribuidas las funciones, y como te organizaste ahora?

Cuando éramos cuatro socios, éramos cuatro empleados del lugar. Laburábamos todos. Uno en la parrilla, uno en la cocina, otro en la caja, otro atendía… No teníamos un rol fijo, pero sí estaban bien marcados los perfiles: yo estaba en la cocina, algo que me gusta mucho, el “Gordo” y el “Colo” estaban más en la parrilla, y Agus que es un poco más pituco y no le gusta mucho ensuciarse hacía más barra, relaciones públicas. Pero en general trabajamos todos en donde hacía falta. Hoy por hoy, hago todo. Tengo un parrillero, mozas y gente que me ayuda en la limpieza. Yo cocino, cobro, atiendo a la gente, a los proveedores, no paro. Me cuesta delegar. Mi día arranca temprano a la mañana. Me entreno, a pesar de que ya no estoy jugando. Y después ya vengo para la parrilla, para aprovechar a hacer algunas cosas que siempre se necesitan. Después, me voy a casa a estar un poco con mi familia, mi mujer y mis dos nenas; y ya a las cuatro o cinco de la tarde ya estoy otra vez en el ruedo: amaso el pan, prendo el fuego, acomodo algunas cosas como para que al momento del servicio esté todo más o menos listo.

Cuando volviste de Italia, entre otras cosas, lo hiciste porque querías volver a ponerte la amarilla…

El club es mi casa. Yo juego en el club desde los 4 años. Mi hermano mayor comenzó a jugar por Eugenio Adiecchi, y atrás de él vine yo. Y nunca más me fui. Me sumaron a los entrenamientos a pesar de ser muy chico y me quedé. A los 5 años me fui de gira a Mar del Plata. Así que el club es parte de mi vida. Ahí tuve las alegrías más grandes después de mis hijas: me casé, mis amigos son del club, jugar en la primera fue un orgullo enorme…

¿Qué tienen en común el Martín Haidar jugador y el Martín Haidar empresario?

Algunas características del jugador de rugby me sirvieron para esto de ser emprendedor: soy muy testarudo, muy tenaz, no paro hasta conseguir lo que quiero. El sacrificio que hay que tener para entrenarse y jugar, es el mismo que hay que ponerle a tu proyecto. Incluso a veces te bajoneás, pero el rugby me enseñó a hacerme fuerte en la adversidad, y a buscar apoyo en la familia, los amigos. Cuando hago algo, lo hago a fondo. No lo puedo hacer a medias.

¿Cómo te imaginás el futuro cercano de “Asado A Las Brasas”?

Sé que falta muchísimo. Pero sigo trabajando para mejorarlo día a día. La idea es que la gente que viene, coma rico, coma bien, que pasen un momento agradable. Y que se sientan como en su casa, que es un poco la idea del lugar, que en sus orígenes fue una casa familiar.

Texto: Juan Martín Longo (Prensa LPRC)

Noticias relacionadas

Premio al esfuerzo

El rugby femenino de La Plata Rugby Club llegó una vez más a lo más alto de Buenos Aires. El domingo 25 de septiembre, jugando como local, las chicas consiguieron su tercera corona consagrándose campeonas del torneo de la URBA. Lourdes Díaz, la sub-capitana y una de las referentes del plantel habló sobre el tan ansiado logro.

Orgullo Canario


El “Mono” Esteban Meneses, hoy, sin lugar a dudas está al frente de uno de los desafíos más importantes en su carrera deportiva. Es el Head Coach de la Selección de Rugby de Uruguay.

Newman fue superior de punta a punta

Entrevista a BENJAMIN TOMAGHELLI

 

El último sábado Newman dejó su marca registrada de gran candidato en este Nacional de Clubes. En Gonnet, no tuvo piedad ante el canario y lo terminó venciendo 52 a 30. Benjamín Tomaghelli, uno de los integrantes del cuerpo técnico de La Plata Rugby, no puso excusas a la hora de hacer el análisis de sus dirigidos.

La Plata en el fondo es Duro

Luego de la importante victoria ante CRAI de Santa Fe, el canario ya pone en foco su próximo compromiso en este Nacional de Clubes que será el líder Newman. Pedro Duro, quien desde esta temporada pasó a jugar como fullback, convirtió dos tries ante el conjunto santafesino y ya comenzó a palpitar lo que a priori puede ser un partido bisagra para La Plata Rugby.

La espera valió la pena

El año 2013, fue para Manuel Raíz sin lugar a dudas para el olvido. En el partido con San Luis en campo marista se cortó su tendón de Aquiles de la pierna izquierda y quedó al margen del Campeonato. El último sábado volvió a ser titular luego de tres años y su retorno fue de la mejor manera posible con una victoria del canario ante La Tablada de Córdoba, en un Nacional de Clubes que promete ser más parejo que en los años anteriores.